Link fuente

https://www.lanacion.com.py/destacado/2018/01/18/la-precariedad-laboral-de-las-mujeres-en-paraguay/

https://infonegocios.com.py/y-ademas/estas-son-las-mujeres-mas-influyentes-de-nuestro-pais

https://www.caf.com/es/actualidad/noticias/2018/01/el-exito-empresarial-de-las-mujeres-clave-para-la-igualdad-de-genero/

Si fuera cierto que LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD SON UNA CARGA ¿por qué inspiran a sus compañeros de trabajo?

Como empresa de RR.HH. tenemos el deber de recomendar a las empresas a orientar sus búsquedas centrándose en competencias profesionales, en habilidades, actitudes y valores, en definitiva, en talento y no en etiquetas. Sin embargo, las personas con alguna discapacidad encuentran menos ofertas laborales, muchas veces porque las empresas mismas están discapacitadas para recibirlos, al carecer de rampas, señalizaciones inclusivas y hasta baños apropiados.  

 

El concepto mismo de discapacidad parece arrastrar un tufo discriminatorio, basado en la idea de que el ser humano sigue un modelo establecido, creado de una vez y para siempre con ciertas características.  

 

La vida, sin embargo, no se cansa de demostrar que la diferencia es tan importante como la repetición, y que lo que parece ventajoso en una circunstancia no lo es en otra. Un ciego está más capacitado para moverse en la oscuridad que impediría a los videntes ubicarse. En esta nota te contamos algunas ventajas que encontraron las empresas con políticas de inclusión al contratar personas con discapacidad. 

 

  • Mejora el clima laboral 

La contratación de personas con discapacidad, lejos de ser una carga para las empresas, puede llegar a ser beneficiosa por varios motivos. La Fundación española Adecco, con más de 15 años integrando en el mercado laboral a personas en riesgo de exclusión, ha constatado que la diversidad mejora el clima laboral de las organizaciones, enriqueciendo al capital humano en su conjunto y despertando en la plantilla el orgullo de pertenencia, al sentirse afortunados de trabajar en una compañía que fija la atención en el talento de las personas y no en aspectos externos o superficiales. 

 

  • Incremento de la competitividad 

Las empresas tienen el reto de identificarse con la sociedad, sus valores y diversidad. Incorporar personas con discapacidad a los equipos – un sector que representa más del 10% de la población- fortalece esa identidad y tiene un retorno positivo para la empresa, haciendo que conecte mejor con un creciente público potencial. En definitiva, incrementando su competitividad. 

 

  • Refuerzo de la Responsabilidad Social Empresarial 

La contratación de personas con discapacidad constituye un elemento a poner en valor en las políticas de responsabilidad social de las empresas. Refleja su contribución a una sociedad más ecuánime, integradora e igualitaria. De este modo, la empresa refuerza su imagen y reconocimiento social, convirtiéndose en un modelo para otras compañías 

 

Además de todas estas ventajas, las personas con discapacidad inspiran a los colaboradores con quienes trabajan, con su deseo de superación y capacidad de hacer las formas de una manera distinta, su integración al plantel reditúa positivamente en la empresa. 

English EN Español ES
× ¿Cómo podemos ayudarte?